Ideas navideñas con consciencia

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Aquí estamos, a menos de una semana para el advenimiento de este nuevo individuo que hace unos cuantos años pulula por nuestros hogares y se cuela por nuestras supuestas chimeneas. Exacto, jo jo jo, Papá Noel al cual le seguirán los otros, tan arraigados y más de aquí (que parece que por eso son más majos) : los Reyes Magos y ¡menos mal que no hay más! Por ahora, ejem.

Esta nueva entrada no pretende dar lecciones de moralina pero es cierto que esta época que nos ha tocado vivir en la que el consumismo salvaje parece tener mucho más peso que los valores morales, no estaría mal acordarse de que no hace falta comprar para demostrar nuestro amor a nadie. Ni que una persona se define por lo que posee. Ni que si no compramos no somos ratas o “estropea-fiestas” (que gran frase siempre presente en mis reuniones familiares navideñas “¡No nos des las fiestas!” ). No, no somos lo que tenemos. Para empezar, SOMOS. Punto. Con eso ya tendría que ser suficiente pero como parece que no lo es, pues cierto es también que somos en la medida en que sentimos/nos comportamos hacia el prójimo. Pero nos perdemos en ese afán de comprar, gastar (qué os voy a contar que no sepáis ya) donde todo se camufla de luces, arbolitos, regalos y buenas intenciones y donde el que no sigue los dictámenes de las multinacionales pues es un rancio.

Pues me niego. No soy rancia ni amarga-fiestas. Quiero demostrar a mi prójimo que lo amo (sí, estas fechas son tan buenas como otras sólo tengo que acordarme de hacerlo también en agosto) pero quizás no con ese objeto tan caro fabricado a miles de kms. en condiciones sospechosas. Hay otras maneras y no tienen porqué estar relacionadas con el dinero o con cosas que creemos poseer y que al final acaban esclavizándote y poseyéndote ellas a ti. Al fin y al cabo, el acto de dar (apana) y tomar (prana) es algo natural y no debería estar teñido por fines económicos o egoístas.

Entonces, en este post te intento dar ideas que yo ya he hecho y han gustado y otras que me gustaría hacer. Espero que te inspiren.

  • Hacer un donativo:

a una asociación a nombre de la persona a la que deseas regalar algo. Luego haces una especie de tarjeta explicando tu regalo (yo las hago con Word, algo simple con un dibujico cogido de Internet), verás como se le pone una sonrisa en la cara, y a ti, otra.

Para mí, la asociación estrella es Greenpeace (financiada exclusivamente con donaciones de sus socios; no acepta dinero ni de partidos políticos ni de gobiernos ni de empresas). Seguida de Amnistía Internacional (la mayoría de sus ingresos provienen de sus socios; no acepta donaciones ni de gobiernos ni de partidos políticos, sólo de algunas empresas que han sido objeto de escrutinio previo).O si esto te parece un poco raro y quieres realmente regalar algo “físico”, mira en sus tiendas online que tienen cosas muy majas y finalmente el dinero va a parar a ellos igualmente. Tiendas online: Greenpeace / Amnistía Internacional.

Pero hay muchas más: Intermón Oxfam; Médicos sin fronteras; Unicef; Amigos de Odisha; AECC; FADEMA; Atades; etc. etc. y mil etcs. más.

  • Apuntar a cursos:

si sabes que tu hermana tiene habilidad para el dibujo pero siempre pone excusas para no hacer un cursillo (que si no tengo tiempo, que si es muy caro, etc.) pues… ¡apúntala tú! No hace falta que sea una academia carísima o que sea durante todo el año, igual un trimestre de prueba es suficiente. O un taller de fin de semana. Mira en el centro cívico de tu barrio, seguro que hay muchos cursos y con precios más que razonables. Aquí hay un ejemplo de cursos del Ayuntamiento de Zaragoza (sí, soy mañica, je je), mira en páginas similares de tu ciudad.

  • Compartir tu tiempo / Banco de tiempo:

regala lo más valioso que tienes, tu presencia y tu tiempo.Suena muy ñoño pero así es. Yo lo veo en mis gatos, ¡hay tanto que aprender de los animales! cuando estoy tiempo fuera de casa y vuelvo, lo único que quieren hacer es sentarse en mi regazo, que les acaricie o estar a mi lado aunque no haga nada. Sólo sentir que estoy ahí. Creo que con las personas es igual.

Dar un paseo en bici. Cocinar con tus hijos (esta web tiene recetas ricas, divertidas y fáciles). Hacer una excursión. Ir a ver un espectáculo (algo un poco diferente que el cine, p.ej. un musical, un concierto de música clásica, un espectáculo de magia). Ir al planetario (que no solo es para niños) o a un museo. En definitiva, pasar tiempo de calidad junto a la persona elegida. Pienso mucho en mi sobrina que tiene seis años (los niños son los otros grandes maestros) y que las navidades pasadas le hicieron tantos regalos que la pobre, cansada ya de romper papel y abrir cajas se sentó, miró al montículo de juguetes y cuando se le preguntó si no le gustaban, dijo “Sí, pero es que es demasiado” la cara que se nos quedó a los adultos fue todo un poema.

Estas tarjetas tan majas están en la web de Joves Verds de Valencia. Ya están hechas, sólo tienes que imprimirlas y rellenarlas. No hay excusas 😉

O, directamente, intercambia tu tiempo. Igual necesitas que alguien se quede de canguro de tus hijos una tarde, tú puedes devolver el favor a esa persona, que sé yo… limpiándole el polvo de su casa.

Oye, ¿y por qué no dar tu tiempo a un “desconocido”? Un ejemplo, ir a ayudar a un comedor social (lista en España). Ya sé, normalmente éstos están relacionados con asuntos religiosos (a veces no, ¿eh?) pero, en mi opinión, la labor que hacen va más allá de la religión y más en sintonía con la empatía hacia el prójimo. No importa de que color se tiñan si, lo primero, no se lucran con el trabajo hecho y lo segundo le quitan el hambre y el frío a las personas. Yo pienso mucho en eso ahora en estos días de frío cuando llego a mi casa que está calentica , puedo pegarme una ducha caliente, hacer un plato de sopa y tumbarme en el sofá con una manta. Soy una privilegiada.

Otras ideas: ir a prisiones (súper idea de Amnistía Internacional para enviar palabras de aliento a presos de conciencia); a residencias de la tercera edad; protectoras de animales; casas de juventud; orfanatos; o, simplemente, acercarte a la persona que está pidiendo en la puerta del súper e interesarte por cómo ha llegado a esa situación.

  • Intercambiar habilidades:

si yo sé mucho de informática y mi madre de cocina, pues intercambia unas lecciones de p.ej. “Uso de redes sociales” por “Como hacer croquetas de bacalao”. O si sé inglés y mi amigo escalada pues unas clases de “Como sobrevivir en Londres durante una semana” por “Nudos que te pueden salvar la vida si estás escalando y la cosa se pone fea”.

  • Apoyar proyectos de crowdfunding:

de nuevo pones tú el dinero pero con los datos de la persona a la que quieres regalar algo. Así su nombre aparecerá en el proyecto como colaborador/patrocinador. Aquí y aquí tienes algunas ideas pero en Internet hay muchísimas más.

A mí este, me gusta mucho. Es una pequeña empresa de Elche (explicación en inglés, vídeos subtitulados al español) que quiere lanzarse con una gama de zapatos hechos con materiales reciclados, veganos, respetuosos con el medio ambiente y que una vez usados pueden reciclarse de nuevo. Con diseños muy chulos. En realidad inviertes en la empresa pero a cambio te “regalan” unos zapatos o zapatos + camiseta o zapatos + bolso. En la página viene muy bien explicado.

Pero si de verdad lo que te apetece es regalar objetos que se puedan tocar con las manitas, oye, quién soy yo para decirte lo contrario. Mi recomendación es que lo hagas en comercio de proximidad o si es de tierras lejanas averigua si es de comercio justo o si ha sido hecho en condiciones laborales dignas.

  • Ropa/zapatos: aquí puedes informarte de los códigos de conducta de las mayores empresas textiles (Inditex, Mango, El Corte Inglés, The Walt Disney Company, Adidas, etc.) Es un PDF que puede parecer largo y rollero pero no lo es. Se lee muy fácilmente y va al grano con un montón de información útil. Si quieres ir directamente a los datos sobre las empresas ve a la página 39.

También sobre ropa y complementos te animo a visitar, de nuevo, la tienda de Intermón Oxfam. Tienen una línea de artículos de comercio justo con materiales de muy buena calidad orgánicos y realmente bonitos.

  • Plantas/cosas de huerto: soy pesadica pero insisto, si puedes ir a la floristería del barrio y no al gran almacén en el que todos estamos pensando…. mejor que mejor. Algunas ideas de plantas de interior (porque la mayoría vivimos en pisos, seguro, sniff) que purifican el aire de tu apartamento o tu oficina y además son preciosas. Para respirar un mejor prana. Por cierto, que si tienes gaticos evita la típica planta “Flor de pascua” (Poinsetia, Pascuero) ya que es tóxica para ellos. Y si tu familiar/amigo tiene huerto (urbano o rural), ¿por qué no unas semillas, unos planteros, un calendario lunar, unos sacos de abono? Qué maravilloso sería conseguir una soberanía alimentaria algún día de estos……..
  • Bolsas de tela para ir a la compra (¡basta ya de tanto plástico, por favor!)
  • ¡Libros, libros y más libros! ¿hay algo más gratificante que recorrer los pasillos de una librería? para mí es uno de los grandes placeres de la vida y ya que te pones y cuando nadie mira, abrir el libro y oler las páginas. Lo sé, soy rarita. No cambies esa experiencia por la compra online, sobre todo de esta gran empresa que lo pone todo tan fácil a costa de sus trabajadores con unas condiciones laborales un tanto dudosas. O incluso descargar algún libro que está por la red con licencia libre e imprimirlo. Si lo encuadernas bonito puede quedar muy resultón. Mira a ver que te parecen estos.
  • Comida: porque al fin y al cabo, comer, hay que comer. Igual ese ser querido está pensando en dar el salto al vegetarianismo pero no se atreve. Algunos nombres de productos pueden echar para atrás: tempeh, miso, tofu, seitán. Dale tú el empujoncito que le falta y demuéstrale que están muy ricos regalándole una cesta con estos artículos.

Esta idea sobre setas, también me parece muy interesante.

  • HTM: Hazlo Tú Mismo (me lo acabo de inventar); o sea, el DIY inglés de toda la vida. No, no temas no voy a poner esas súper ideas que se ven en Pinterest que luego pruebas tú y te quedan como un churro (por lo menos a mí). Pero, por ejemplo, algunas cosas que he hecho en años anteriores son:

-un álbum de fotos: todos tenemos tropecientas mil fotos encerradas en el ordenador o en el móvil, ¿por qué no revelarlas y darles, a la vez, una alegría a los fotógrafos? Puedes elegir un cuaderno con tapas bonitas y hacer un comentario en cada una. Otras variantes:                  calendario; taza;  una foto enmarcada tipo cuadro o en soporte foam, en fin,habla con tu tienda de fotografía

– un vídeo/mensaje grabado: venga, en la era digital, no me digas que no es algo fácil y puede resultar divertido. Ponle imaginación, cántate algo.

– cocinar algo, p. ej. el postre del día de navidad, si normalmente no cocinas se quedarán flipados (y agradecidos). Mira esta receta de bizcocho muy fácil y buenísima.

– también con niños, las típicas decoraciones navideñas con p.ej.piñas de pino, esta págintiene cosas bonicas y, te prometo, fáciles.

  • Segunda mano: ahora con el tirón vintage parece que todo lo ya usado es más guay. Bueno, pues aprovechemos eso. Hay muchas asociaciones a las que podemos ayudar y que tienen locales o rastrillos (incluso on-line) con cosas de segunda mano en muy buen estado no solo ropa sino también muebles, electrodomésticos, etc.: RETO, BETEL, etc. o en tu barrio seguro que hay alguna tiendecilla.

Un apunte rápido: de esto me enteré hace poco (gracias a mi hermano). El fraude en el envoltorio, cómo nos hacen pensar que un producto viene de la Comunidad Europea cuando en realidad viene de China (China Export), más información. Esto es particularmente importante en juguetes para niños pequeños ya que no han sido sometidos a controles y pueden resultar peligrosos.

Para (casi) finalizar ya, un regalazo que nos hace la madre Naturaleza el mismo día de navidad: una luna llena que no ocurría desde 1977 y no volverá a pasar hasta 2034 y es que en lecciones de generosidad y altruismo, Gaia no tiene rival. ¿Por qué no darle algo a cambio? Yo me he cambiado hace poco de compañía energética que usa energías renovables y estoy muy contenta, el cambio es, en serio, muy fácil. También hace ya un añito opté por un banco diferente que apoya tanto proyectos sociales como medioambientales. Y aunque con los bancos nunca se puede poner las manos en el fuego, de momento todo va bien.

Y ahora sí ya para acabar, el gran tema sobre regalos navideños que aunque se diga mil veces no puedo ni debo pasar por alto: los animales. Creo que estamos todos de acuerdo en que un animal no es un objeto y  recordar esto es esencial aunque sea mil veces. No se puede reciclar, no se puede apoyar como proyecto, no se puede devolver. Es un compromiso para toda la vida. Así que, por favor, no regales. Los últimos datos de la Fundación Affinity son escalofriantes, sólo en España son abandonados 4oo perros AL DÍA. El mes cuando más se abandona es abril, cuando el cachorro regalado en navidad se ha hecho ya grande y pasa de ser un juguete a ser un estorbo. Si quieres hacerte un auto-regalo, vale, por qué no, en última instancia y pase lo que pase habrás sido tú el que tomó la decisión. Pero echa mano de las protectoras, hay mucho animalillo abandonado esperando una oportunidad. No compres, adopta (lista de protectoras nacionales).

Espero haber aportado alguna novedad y que te sea de utilidad. Si tienes más ideas, será un placer leerlas en los comentarios.

“La publicidad nos hace desear ropas y coches, tenemos trabajamos que odiamos para comprar cosas que no necesitamos”

“Gastamos dinero que no tenemos, en cosas que no necesitamos para impresionar a gente a la que no le importamos”.

Por unas fiestas con consciencia plena.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s